Lanolina es el nombre que se le da a la grasa de lana refinada. La grasa de lana es una cera natural secretada por las glándulas sebáceas de ovinos que recubren las fibras de lana. Su función es proteger la lana de los efectos del clima, actuando como impermeabilizante y evitando así que se acumule humedad entre las fibras. Luego de rigurosos procesos de refinación se obtiene la lanolina: un producto de constitución untuosa, sólido a temperatura ambiente, de color amarillo y olor suave característico. La lanolina es ampliamente utilizada en cosmética y medicina por ser un excelente emoliente y tener un gran poder emulsionante. Dada su particular composición, afín a los lípidos de la piel, es un ingrediente insustituible en productos para el cuidado de la piel. Aunque el producto es utilizado desde la antigüedad, el nombre lanolina es usado desde finales del siglo XIX cuando comenzó su producción industrial.

Historia

Se tiene conocimiento de su uso en la antigua Grecia. Era utilizada para cubrir tiendas y ropa como sustancia a prueba de agua. La grasa de lana está mencionada en la Materia Médica de Dioscórides, con el nombre de Oesypus, donde se enseña a recuperarla del agua de lavado de la lana. También Plinio el Viejo la describe en su Historia Natural. Se incluyó en el Dispensarium Coloniense de 1565, en una traducción alemana de la Farmacopea Augustana en 1694 y en la Farmacopea Española de 1700. Se incluyó en la Farmacopea Alemana Ed. 4 de 1890 y en la Farmacopea Británica de 1885, Addendum 1890. El producto purificado fue llamado lanolina por Otto Braun en una patente alemana de 1882 que describía la recuperación de grasa de lana de los efluentes de lavadero por centrifugación. Lanolin fue primero una marca registrada en Alemania que luego se convirtió en nombre genérico.

¿Para qué se usa?

La lanolina es ampliamente utilizada en productos para el cuidado personal y en productos industriales. Algunas de sus aplicaciones más importantes son en cremas, ungüentos, lociones, cremas para bebés, productos cosméticos, shampoo y acondicionadores para el cabello y muchas más. Industrialmente es utilizada en la industria textil y del cuero, en pinturas, en productos anticorrosivos, plastificantes, lubricantes y adherentes. También es materia prima para la producción de derivados de alto valor comercial como el colesterol y la vitamina D3.

¿Cuál es su química?

Químicamente la lanolina se caracteriza como una cera. Es una mezcla compleja compuesta por ésteres y poli-ésteres de ácidos grasos de cadena larga y alcoholes de alto peso molecular.  Su punto de fusión oscila entre 38º y 44ºC. El 90-95% de su composición corresponde a ésteres, entre el  5 y 10% a alcoholes libres y además contiene pequeñas cantidades de ácidos grasos libres e hidrocarburos. Posee una distribución de pesos moleculares de 100 a 2000 Da, habiéndose reportado más de 170 tipos distintos de ácidos grasos y más de 70 alcoholes de alto peso molecular. Los ácidos grasos presentes van desde C9 hasta C33 de la forma ”normal”, ”iso” y ”ante-iso”, correspondiendo aproximadamente el 30% a alfa-hidroxiácidos.  La fracción alcohólica está compuesta por esteroles, alcoholes triterpénicos, alcoholes alifáticos monoalcoholes, dioles y polioles.  Aproximadamente el 35% de la fracción alcohólica corresponde a colesterol.

Refinamiento y pureza

Es el proceso industrial diseñado para obtener una lanolina sin impurezas, blanqueada y desodorizada, conforme a las diferentes especificaciones para su comercialización.